viernes, 21 de octubre de 2016

Primer proyecto: Autorretratos.

El Martes trece de septiembre, tuvo lugar nuestra primera clase de Educación Plástica y Visual. Al principio no sabíamos muy bien cómo se iba a desarrollar esta asignatura y en qué iba a consistir nuestra participación. Marta y Lucía nos explicaron cómo íbamos a trabajar en este aula, haciéndonos partícipes del desarrollo de las clases a través de trabajos o proyectos por equipos, que posteriormente, deberíamos exponer.
Nuestro primer proyecto y del cual vamos a hablar en esta entrada, se trata de un autorretrato; antes de nada, lo primero que hicimos es adentrarnos en el mundo de los autorretratos, saber que son y cómo hacerlos.
Podríamos pensar que los autorretratos se dieron hace unos 5 siglos como mucho, pero tenemos que decir que nos tenemos que remontar  hasta el Antiguo Egipto (1365 a.c.) y lo hacían para  cumplir una doble función: marcar la obra como propia y como auto-representación
Hemos visto que han sido muchos los pintores que a lo largo de la historia se han retratado a sí mismos, ya fuera por dos motivos diferentes que a la vez podían ir unidos, como son por el acto de perdurar en la posteridad o por dejar constancia de sus estados de ánimo o su forma de pensar sobre la sociedad en el momento que se encontraban.
La lista de artistas que se han pintado a ellos mismos es numerosa,  destacando nombres como: Durero, Rafael, Lippi, Murillo, Rubens, Velázquez, Van Gogh, Picasso, Frida Khalo y Rembrandt; este último es considerado el maestro del autorretrato ya que se pintó en más de 50 obras a lo largo de su vida y gracias también a esto podemos conocer la evolución de su obra artística y personal.
Una vez ya sabido que eran, la pregunta que nos aunó a todos fue: ¿Cómo íbamos a autorretratarnos en grupo?. Al principio nos dio un poco de miedo, ya que pensábamos que era una tarea un poco difícil; puesto que, teníamos que representar una parte de nosotros y a la vez común con nuestros compañeros. Todos coincidimos en que la mejor manera para resolver esa pregunta era hacer primeramente una lluvia de ideas para ver dónde coincidíamos y después ponerlo en práctica.
Una vez elegida la idea a llevar a cabo, nos pusimos manos a la obra. Cada grupo tenía unas ideas muy diferentes a los demás. A lo largo del proyecto, hubo grupos que se dieron cuenta que no se podía llevar a cabo, por lo tanto, debían cambiar la forma de representarlo pero sin perder la idea principal. Una de las cosas que más llaman la atención, es que en vez de usar nuevos materiales, los miembros del grupo pensaron cómo reutilizarlos para poder dar la misma imagen que tenían en mente desde el principio.
A continuación, os dejamos un pequeño vídeo donde resumimos todo lo hecho en clase y como se ha llevado a cabo cada proyecto.
video





Después de dos semanas, llegó el día de la exposición. Con ella comprobamos que cada grupo tenía ideas muy originales y que todos llevamos un artista dentro de nosotros, solo necesitábamos saber cómo expresarlo.  
A continuación, os dejamos otro pequeño vídeo donde podréis observar nuestros autorretratos, y por consiguiente, nuestras primeras obras de arte en esta asignatura.

video

A raíz de haber hecho nuestro autorretrato y conocer el de los demás, hemos obtenido varias conclusiones.
En un principio pensábamos que en este sub-estilo artístico únicamente se representaba lo puramente estético y visual, pero hemos comprobado que van más allá, ya que interviene la subjetividad del artista y este representa a través de su propia visión lo cual hace intervenir su estado anímico, los gestos y hasta el por qué utilizan determinados colores.

Como futuros maestros, debemos observar las cualidades de todos y cada uno de nuestros alumnos, estas no tienen porqué ser las mismas, es muy posible que existan grandes diferencias, por ello debemos motivarlos e intentar que saquen su máximo potencial, y no solo de forma individual, sino también de manera colectiva.

OHANA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario